miércoles, 20 de septiembre de 2006

La fuerza de la costumbre, simplificando... RUTINA


Siempre acostumbré a usar la frase ¨por la fuerza de la costumbre¨, que barbaro! realmente nunca le habia encontrado un sentido bien concreto como en estos dias. La fuerza de la costumbre hace que yo pase por una plaza y no importa si estoy apurada, me siento lo mismo y me fumo un pucho. La fuerza de la costumbre hace que yo siga poniendo donde va la contraseña: nomecagasmas12, cuando sé que la cambié. La fuerza de la costumbre hace que llore cada vez que paso por Bonafide. La fuerza de la costumbre hace espere encontrarte cada vez que me tomo el colectivo de mierda ese. La fuerza de la costumbre... Ojala algun dia las costumbres dejen de ser solo eso: costumbres y sean algo mas. Ojala la rutina se acabe y yo pueda manejar mi vida con un poco mas de libertad.

4 comentarios:

Araña dijo...

Bueno.. estoy estrenando comentarios.
Bienvenida al mundo bloggeril y gracias por pasar por mi casa.
Este post me recuerda (ya te lo dije en otro) me hace acordar mucho a mi vida.
Te sigo visitando en cualquier momento.
Un beso y saludos a tu gato de parte de mi gato

Flor dijo...

Gracias por estrenar este espacio inestrenable, araña. Tu casa es mi casa, y viceversa, ja.

Araña dijo...

Gracias.. aquí estaré leyendo.
Muy buenos tus textos
Besos

Flor dijo...

Gracias araña, yo sigo pasando por tu casa. Prometo algun texto y una foto sobre Tom para que lo conozcas.